Tags

Related Posts

Share This

Dia 13: Aymiserodemi se despide

Diario de a bordo. Día 13.

Domingo 26 de junio.

IMG_20160706_195922

No ha despuntado el alba aún cuando nos despierta el eco de unos truenos…

Hoy es mi último día, eso fue lo pactado, a la vuelta es Greta quien viaja en la Ballena azul, la próxima madrugada un avión me llevará a casa. Quizá sea esta la razón por la que a las siete de la mañana el cielo nos regala un tormenta. Debe de estar despidiéndose, me digo, mientras pienso en el olor a tierra mojada que me espera al salir de la tienda, pero no, nuestras tiendas estan sobre el cesped, es en los campos donde el suelo es de arena y grava… Me doy cuenta de esto al unirme al resto del grupo, que ya está desayunando. Ya no queda ni el mínimo rastro de la tormenta, apenas la sensación de que el día está más fresco. Me pregunto si no lo habre soñado.

El desayuno se convierte en asamblea, como de costumbre. Por nuestras caras y por nuestras voces, se me antoja que el cansancio empieza a hacer mella…

Finalmente decidimos volver al Hotfood, en Polikastro, por última vez, y así aprovechar para conocer después un nuevo campo, en Cherso, cerca del de Nea Kavala, por si no hay suerte y no nos dejan pasar. Para nuestra sorpresa, el militar de turno es además una persona! De hecho se muestra encantado de que estemos allí y nos dice que es la primera vez que viene alguien a hacer algo así. El campo es enorme, solo el pasacalles nos lleva mas de una hora… El espectáculo, como empieza a ser habitual, va sobre ruedas, incluso un problema con el audio termina siendo motivo de broma más que de preocupación. En el campo, contrastes, hay como una sala de la cultura y un huerto, pero también basura amontonada, piquetas de acero clavadas por todos sitios sin protección… Sería tan fácil evitarlo!

IMG_20160706_195903

IMG_20160706_195901

IMG_20160706_195854

IMG_20160706_195859

A la vuelta, viendo caer la tarde a través de la ventana de la furgo, me doy cuenta de que me siento como si fuese el último día de unas vacaciones. Voy a echar de menos esto…

Pero el día no está ni siquiera cerca de tocar a su fin… De vuelta a Tesalónica, nos quedamos en el puerto donde hay una fiesta Siria con conciertos y comida. Mientras disfrutamos de la música en directo, veo pasar a muy poca altura sobre nuestras cabezas los aviones que salen del aeropuerto, como hará el mio en un rato, y me pregunto qué pensaran estas personas, atrapadas en este país que no es el suyo y al que no se les permite entrar y del que tienen prohibido salir… Y entonces me encuentro a Mohammed, un chaval del campo de softex que se alegró casi tanto como yo de reconocernos en un contexto tan diferente al que nos llevó a conocernos…

IMG_20160706_195925Mas tarde, vamos a buscar unas pitas y sabemos de los resultados electorales en España. No damos crédito…

En fin, horas después, tras una ducha y un hasta luego de mis compas, Miguel, Cristina y Silvia me llevan al aeropuerto. Rápido, un abrazo, hala, fuera de mi vista, que mañana teneis que currar!
Termino de escribir esto entre el aeropuerto y un bar donde hago tiempo en Barcelona antes de volver a casa . Volver a casa, así de fácil, así de cotidiano. Resulta inimaginable que de pronto un día esa palabra podría no significar nada, sólo un agujero enorme en el suelo tras un bombardeo, una tienda de tela rodeada de basura, toda tu vida metida en una mochila y la incertidumbre como única certeza…

Vuelve a mi mente la misma frase que tantas veces hemos repetido, ninguna persona merece esto.

Aymiserodemi

Actuación en Cherso

 

Fiesta nocturna